Conceptos útiles en vigilancia tecnológica



El Observatorio Colombiano de Ciencia y Tecnología (OCyT) publica una obra colaborativa de referencia en la temática, titulada “Vigilancia tecnológica y competitividad sectorial: lecciones y resultados de cinco estudios” (2007). Una guía de referencia para la ejecución de actividades de vigilancia tecnológica.

Leer más

La Vigilancia Tecnológica y la Inteligencia Competitiva ayudan a priorizar datos relevantes e información estratégica para el desarrollo competitivo de una organización. Para lograrlo, resulta importante conocer fundamentos conceptuales que orientan su práctica; términos y definiciones que ayudan a comprender y aprovechar eficientemente los beneficios de una gestión eficaz de la información científica y tecnológica.

No existe un único tipo de vigilancia. Son numerosos los autores que han aportado al debate definiciones de vigilancia, propuestas de modelos de gestión, instrumentos y experiencias; construyendo un amplio marco teórico de la disciplina, sintetizando aquí

La vigilancia estratégica, como herramienta de gestión de la innovación, es el proceso integral, ético y legal de “generación y el tratamiento de ideas aplicables al desarrollo de nuevos productos, servicios o procesos, o en la mejora de los ya existentes”. Implica todas las áreas de la cadena de valor de la organización y etapas del ciclo de vigilancia, desde “la vigilancia del entorno (buscar, recoger y analizar la información que consideramos relevante para nuestra organización) a la explotación de la información (distribuir y utilizar la información de manera que nos permita la toma de decisiones).

Esta visión integral identifica cuatro modalidades de vigilancia estratégica: tecnológica (tecnologías disponibles y emergentes), competitiva (competidores), comercial (productos, mercados y proveedores) y del entorno (socioeconomía, política, medioambiental, legislación, etc.).

Fuente: “Guía de Vigilancia Estratégica. Proyecto Centinela”. Fundación PRODINTEC, 2010".

La gestión estratégica de la información científico-tecnológica resulta cada vez más importante para innovar y sobrevivir en un entorno complejo y cambiante como el actual. Así, la vigilancia tecnológica es una herramienta esencial para detectar oportunidades de innovación tecnológica y nuevas ideas que faciliten una mejora de procesos, productos y servicios en la organización.

En 2006 se publica la Norma UNE 1666006:2006 EX, que define el proceso de vigilancia tecnológica como una forma “organizada, selectiva y permanente de captar información del exterior sobre tecnología, analizarla y convertirla en conocimiento para la toma de decisiones con menor riesgo y poder anticiparse a los cambios”. Un hito que convierte a ésta en una guía para sistematizar prácticas, crear unidades de vigilancia tecnológica en organizaciones y permitir su certificación.

Las patentes son una de las principales fuentes de información en la práctica de la Vigilancia Tecnológica. El 70% de la literatura sobre tecnología se hace solo a través de patentes. Éstas proporcionan a la organización una información relevante, detallada y anticipatoria sobre la aparición de nuevos productos o tecnologías en el mercado. Además, son documentos normalizados a nivel internacional.

Más información: Vigilancia Tecnológica

La vigilancia activa o monitoring es un tipo de vigilancia que consiste en establecer un procedimiento de busca de información regular sobre una necesidad de información previamente definida. En muchos casos se corresponde a la investigación de información puntual sobre un determinado tema.

La vigilancia pasiva o scanning es un tipo de vigilancia que consiste en descubrir información de interés para la empresa en diferentes fuentes de información. Habitualmente, la información llega de manera permanente a través de terceros.

Existen servicios de vigilancia pasiva orientados a sectores específicos. Un ejemplo es el Servicio de Vigilancia Pasiva del Servicio Agrícola y Ganadero de Chile (SAG). Este Programa está conformado por la recepción y atención de denuncias de posibles enfermedades y patologías transmisibles que afectan a los animales, lo que se complementa con la información obtenida desde plantas faenadoras y laboratorios privados. Tiene alcance nacional y es uno de los componentes del Sistema de Vigilancia Epidemiológica que más información proporciona, ya que suministra datos que sirven para respaldar el estatus sanitario del país.

La inteligencia competitiva es el “proceso de obtención, análisis, interpretación y difusión de información de valor estratégico sobre la industria y los consumidores que se transmite a los responsables de la toma de decisiones en el momento oportuno” (Gibbons y Prescott, 1996).

La vigilancia tecnológica está relacionada con la inteligencia competitiva pero son dos conceptos diferenciados. La vigilancia tiene el papel de detección y se enfoca en el seguimiento de la evolución de la tecnología y sus implicaciones, mientras que la inteligencia conecta el saber de la organización con la acción, tomando como misión el posicionamiento estratégico de la organización a partir explotación eficiente de la información.

Fuente: “Modelos de vigilancia tecnológica e inteligencia competitiva”. BAI, Agencia de Innovación".

Se trata de “la previsión a medio y largo plazo de la evolución de las tecnologías, consiste en la descripción de las expectativas lógicas de desarrollo basadas en los estudios de expertos tecnológicos (...) y se apoya en estudios técnicos de proyección del presente hacia el futuro en un plano estrictamente científico-tecnológico”. Contempla dos tipos de métodos de previsión tecnológica: métodos proyectivos y métodos prospectivos. :

El capítulo IV de la la Norma UNE 1666006:2006 EX corresponde a la Previsión Tecnológica. El Blog YoEmprendo nos ilustra con un ejemplo práctico de proceso de previsión tecnológica dentro de la norma UNE.

Fuente: “Introducción a la prospectiva: metodologías, fases y explotación de resultados”. Rodríguez, J., 2001".

Para que la vigilancia sea efectiva la gestión de la información ha de ser selectiva y precisa. Los Factores Críticos de Vigilancia (FCV) identifican las necesidades de información de la organización, y son definidos como “factores externos a la organización que afectan de modo crítico a su competitividad”. Se determinan por cada actividad de la cadena de valor de la organización y, para agudizar la precisión, suelen ir acompañados de descriptores, palabras clave, prioridad, horizonte temporal, etc.

Fuente: “Vigilancia tecnológica e inteligencia competitiva para SEM-SEO” [en linea]. Hipertenext.com 2008".

La Gestión de la Información se refiere a “aquellos procesos que se llevan a cabo para capturar, clasificar, preservar, recuperar, compartir y difundir la información que genera, recibe y/o adquiere una organización” (Sánchez, 2006). Se compone de una serie de grupos de actividades, que son:

Fuente: “Gestión de la información para la innovación tecnológica agropecuaria”. Palmieri, V. & Rivas, L. 2007".

Según la OCDE, la prospectiva consiste en «tentativas sistemáticas para observar a largo plazo el futuro de la ciencia, la tecnología, la economía y la sociedad, con el propósito de identificar las tecnologías emergentes que probablemente produzcan los mayores beneficios económicos y sociales».

La prospectiva tecnológica , además de sustentarse en la previsión tecnológica, se basa en las opiniones de los expertos y engloba un conjunto de métodos y herramientas que facilitan y sistematizan la reflexión colectiva sobre el futuro y la construcción de escenarios posibles para diseñar acciones estratégicas. En suma, no trata de predecir el futuro, sino de ayudar a construirlo. Entre las metodologías más empleadas destacan: el Método Delphi, Scanning, paneles de expertos, paneles de ciudadanos, cartas salvajes, DOFA, etc.

Fuente: "Manual de prospectiva tecnológica. Conceptos y práctica". Geroghiou, L., Cassingena, Keenen, M., Miles, I..& Popper, R. 2010.