La propiedad intelectual e industrial representa un elemento esencial para la inteligencia tecnológica, así como una etapa crucial en la gestión de la transferencia de tecnología e innovación y, cada vez más, su registro posibilita la creación de empresas de base tecnológica

En esta guía práctica de propiedad intelectual e industrial encontrará las principales claves para su gestión, con el reto de maximizar el impacto de la ciencia, la tecnología y el conocimiento científico de su organización en la sociedad: 

¿Qué es la propiedad intelectual e industrial?

La propiedad intelectual e industrial refiere a las creaciones de la mente y es un derecho patrimonial de carácter exclusivo y territorial. Ya que lo otorgan los Estados, por un tiempo determinado, para usar o explotar en forma industrial y comercial invenciones o innovaciones.

Sus registros otorgan un monopolio de explotación en el mercado, al tiempo que exigen una serie de obligaciones a sus titulares, entre las que destaca la divulgación pública, tan importante para la inteligencia tecnológica.

¿Cuáles son sus principales ventajas y beneficios?

En la actual economía de la información y el conocimiento, la propiedad intelectual e industrial emerge como el principal mecanismo de retorno de la inversión en I+D+i.

Primero, permite conseguir una protección jurídica y estratégica eficaz para los resultados de investigación que genera activos intangibles con los que fortalecer la capacidad de comercialización y rendimiento socio-económico de la I+D+i en las organizaciones. Estos activos intangibles resultan decisivos para conseguir operaciones como:

  • Firma de acuerdos contractuales sustentados en activos de propiedad intelectual.
  • Concesión de licencias sobre la explotación de conocimientos técnicos.
  • Consecución de transacciones económicas a partir de la comercialización de licencias y alianzas estratégicas.

Además, las bases de datos sobre patentes, marcas o diseños industriales disponibles ponen al alcance de los usuarios una riqueza de información tecnológica y comercial vital para estar al día desde la vigilancia tecnológica. 

En #MoocVT podrá aprender cómo aprovechar el valor informativo de la propiedad intelectual e industrial a través de su Módulo: Información tecnológica y empresarial: patentes, modelos de utilidad y marcas.

¿Cuáles son los tipos de propiedad intelectual e industrial?

La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (WIPO) estableció a través de su convenio internacional en 1967 el objeto de protección de este campo.

En general, existen dos grandes tipos de protección del conocimiento

¿Cuál es el marco normativo al que están sujetos los derechos de propiedad intelectual e industrial?

Los registros y derechos de propiedad intelectual e industrial son territoriales y están sujetos a una amplia variedad de tratados y normas legales, propias del derecho nacional, comunitario e internacional. En su mayoría, son coordinados por la WIPO y están accesibles a través de su herramienta WIPO Lex. 

Este marco normativo de la propiedad intelectual e industrial se compone de: 

  • Leyes nacionales: cada país dispone de una Oficina Técnica responsable de la regulación y gestión de estos derechos en el país. Es la que se encarga y determina: qué se puede proteger, con qué requisitos y cuál será el proceso administrativo hasta su concesión, entre otros aspectos. Localice la Oficina responsable de su país con la ayuda de #MoocVT
  • Leyes internacionales: buscan agilizar los trámites y facilitar una protección supranacional, con instrumentos como el “trato nacional” y el establecimiento de un proceso común de concesión. 
  • Acuerdos marco: sientan las bases de la legislación anterior y establecen los requisitos mínimos de concesión. 

Descubra los tratados y oficinas regionales más relevantes de este marco normativo de la propiedad intelectual e industrial, porque comprender su complejidad resulta crucial para la inteligencia tecnológica. Por ejemplo, la validez de cada título de propiedad industrial abarca al territorio para el que se concede, pudiendo resultar de dominio público en aquellos países donde no se solicitó su protección. Por ello, resulta crucial identificar las Oficinas involucradas, monitorizar sus bases de datos y comunicaciones y aprovechar el valor de estudios de inteligencia ya producidos para orientar la toma de decisiones efectivas.

Además, programas de apoyo como el Latin America IPR SME Helpdesk ayudan gratuitamente a las empresas a identificar el marco normativo de los derechos de propiedad intelectual e industrial en cada país y su impacto en la internacionalización empresarial. 

¿Cómo aprovechar el valor informativo de la propiedad intelectual e industrial?

Cada vez más, la capacidad de innovación de las organizaciones está estrechamente vinculada con su capacidad para acceder y aprovechar el valor informativo de la propiedad intelectual e industrial a su alcance. 

Las fuentes de información tecnológica como patentes, marcas, diseños industriales o modelos de utilidad, representan el medio de divulgación tecnológica más completo y actualizado para la inteligencia tecnológica, se publican en documentos normalizados a nivel internacional y son accesibles gratuitamente a través de bases de datos especializadas, gestionadas por las oficinas. 

Además, el contenido de estas fuentes no resulta exclusivo para científicos o expertos en la materia, sino que proporcionan información estratégica a múltiples áreas de una organización, pues permiten conocer información comercial, legal, financiera y prospectiva, además de su valor técnico. 

La Guía práctica de inteligencia tecnológica le ayudará a mejorar la gestión de estos recursos y en #MoocVT podrá aprender el Módulo 2: «Información tecnológica y empresarial: patentes, modelos de utilidad y marcas», impartido por Esther Arias Pérez-Ilzarbe, cómo aprovechar el valor informativo de la Propiedad Industrial e Intelectual en su organización, específicamente de las patentes, los modelos de utilidad y las marcas.