Instrumentos de financiación para EBTs



UNINVEST es una sociedad gestora de entidades de capital riesgo creada para potenciar la transferencia de conocimiento de la universidad a la sociedad a través de la creación de empresas.

Leer más

La financiación de las empresas de base tecnológica, spin-off y star-up, requiere de una combinación de diferentes fuentes de aporte económico a lo largo de las distintas etapas del ciclo de vida de una empresa, por medio de ruedas de financiación. Estas fuentes de financiación pueden ser propias de los emprendedores o proceder de fondos ajenos, y ser tanto públicas como privadas.

Los instrumentos de financiación más habituales para las empresas de base tecnológica son:

Las Sociedades de Garantía Recíproca son aquellas sociedades mercantiles constituidas por empresarios con capital variable y cuyo objetivo exclusivo es prestar garantía o aval a favor de sus socios para que estos puedan acceder a préstamos en los mejores condiciones del mercado. Por tanto, no es en sí misma una fuente de financiación, sino un elemento facilitador de acceso a las fuentes de financiación.

Las entidades financieras ofrecen una amplia oferta de formas de financiación de fondos ajenos. Pueden ser a corto plazo, aquellas deudas que se deben devolver en un horizonte temporal inferior a un año, y a largo plazo, superior al año.

Las modalidades de financiación más comunes que ofertan los bancos son:

  • Préstamos: es un contrato financiero mediante el cual una entidad financiera libra una cantidad de dinero a favor de la empresa, que lo recibe en un único momento, asumiendo la obligación de devolverlo de forma periódica conjuntamente con unos intereses durante un período de tiempo preestablecido. Normalmente están vinculados a una inversión concreta ya sea en bienes de consumo, productivos o de servicio.
  • Créditos: es un contrato financiero mediante el cual una entidad financiera otorga a una empresa el derecho a endeudarse hasta una determinada cantidad durante un período de tiempo preestablecido. Solo se pagan intereses por las cuantías finalmente dispuestas y no por la totalidad del crédito concedido. Se trata de un instrumento financiero genérico y no está vinculado a ninguna operación concreta.
  • Emisión de deuda, bonos y obligaciones: son títulos que representan una parte de un préstamo emitido por la empresa emisora, en los que figura expreso el tipo de interés y los plazos en los que debe ser devuelto el capital. Se dividen en participaciones y reciben nombres como: obligaciones, bonos, pagaré.
  • Proveedores: se trata de la financiación que conceden los acreedores comerciales a las empresas con el aplazamiento de los pagos a realizar. Es difícil de conseguir pero al mismo tiempo necesaria para reducir el período medio de maduración de la empresa.
  • Leasing: es un contrato de arrendamiento financiero con opción de compra mediante el cual el arrendado adquiere un bien en régimen de alquiler, pudiéndolo adquirir en propiedad al final del contrato.
  • Renting: es una operación de alquiler de bienes con mayores coberturas y servicios que los contratos de leasing. Es una opción más costosa pero con ella la empresa se garantiza una gestión y un buen funcionamiento del bien.

Los préstamos participativos son un instrumento financiero que proporciona a la empresa recursos propios a largo plazo sin interferir en su gestión.Financian proyectos empresariales en su conjunto, contemplando todo tipo de inversiones materiales e inmateriales. Pueden ser de dos tipos:

  • Préstamos participativos convertibles a capital: pasado un plazo y a un precio estipulado, el préstamo se convierte en capital de la empresa.
  • Préstamos participativos no convertibles a capital: obligatoriamente se debe devolver el préstamo.

Las subvenciones, préstamos y ayudas públicas de apoyo a los emprendedores de negocios tecnológicos son convocadas y otorgadas por las administraciones públicas de cada país iberoamericano. Pueden encontrarse también de alcance autonómico, local e, incluso, de otros organismos públicos.

En el caso español, destacan como ayudas públicas para financiar la empresas de base tecnológica y spin off los siguientes organismos y programas:

  • CDTI: presta asesoramiento y formación en la etapa de idea a emprendedores, financia en fase semilla, arranque e internacionalización de la empresa y apuesta por impulsar las pymes tecnológicas. Sus iniciativas de apoyo más destacadas son:
    • Iniciativa NEOTEC: iniciativa del gobierno español para apoyar la creación y consolidación de nuevas empresas de base tecnológica en España.
    • NEOTEC Capital Riesgo: programa español de inversión en Capital Riesgo.
  • ICO: financia iniciativas emprendedoras e innovadoras.
  • ENISA: facilita financiación a las pymes ligadas a la innovación.

La autofinanciación son aquellos fondos propios obtenidos por los recursos que la propia empresa va generando en el transcurso de su actividad empresarial.

El capital riesgo son inversores profesionales que apoyan a emprendedores. Participan, con carácter temporal y generalmente minoritario, en el capital de empresas y negocios con elevado potencial de crecimiento para estimular su desarrollo y aumentar su valor de mercado, con el objetivo de obtener plusvalías a medio plazo.

Las sociedades de capital riesgo más común son:

  • Sociedades de Capital Riesgo (SCR).
  • Fondos de Capital Riesgo (FCR).
  • Sociedades Gestoras de Entidades de Capital Riesgo (SGECR).

Todas se dirigen a empresas que presentan dificultades de acceso a otras fuentes de financiación, durante una etapa inicial o de arranque, o en su etapa de madurez como consecuencia de un proceso de expansión o reestructuración. Se trata de una inyección de fondos propios a través de participaciones de manera temporal asumiendo el mismo riesgo que el resto de los socios, es una financiación sin garantías ni avales.

Las características del Capital Riesgo son:

  • Financiación del desarrollo empresarial. La inversión consiste en la toma de participaciones en el capital de la empresa, también pueden otorgar préstamos ordinarios o participativos a empresas participadas.
  • Temporalidad de la inversión. Esta financiación siempre se concede con un horizonte temporal delimitado, que suele ser muy variado según las características y estado del proyecto.
  • Participación en empresas cuyos valores no coticen en el primer mercado bursátil.
  • Carácter minoritario de las participaciones. La inversión suele situarse entre un 25% y un 35%.
  • Elevado riesgo y expectativas de crecimiento o rentabilidad. Son inversiones arriesgadas y menos líquidas que otras formas de inversión o financiación a largo plazo. El proyecto en cuestión actúa como elemento de garantía y aval.
  • Apoyo a nivel gerencial. Además de la transferencia de fondos a medio-largo plazo, el capital riesgo implica una importante labor de asesoramiento y apoyo a nivel gerencial lo que supone un valor añadido, en especial en las fases de puesta en marcha de nuevos proyectos.

Los instrumentos financieros utilizados por el Capital Riesgo pueden ser de dos tipos:

  • Instrumentos de Capital o Recursos propios, con los que la participación en la empresa es a través de adquisición de acciones.
  • Instrumentos de Deuda o Recursos ajenos, con los que la participación en la empresa es a través de préstamos participativos.

Los Business Angels o inversionistas ángeles son inversores individuales (generalmente empresarios, directivos de empresas, emprendedores o ahorradores) que a título privado aportan su capital, sus conocimientos y habilidades directivas o su red de contactos personales para participar activamente en la puesta en marcha del proyecto empresarial, ayudar en la gestión empresarial de negocios tecnológicos a emprendedores y obtener plusvalías a medio plazo.

Los business angels financian operaciones de entre 25.000 y 250.000 euros, en sociedades con perspectivas de crecimiento rápido que permitan una desinversión a medio plazo, entre 3 y 5 años. Una de sus principales carácterísticas es el anonimato al pertenecer a Redes de Business Angels.

Las Redes de Business Angels actúan como catalizadoras en dos puntos clave: oferta y demanda de capital. Por un lado, captan proyectos empresariales de interés, tanto de empresas de nueva creación como de empresas que quieren llevar a cabo procesos de expansión. Por otro lado, identifican potenciales business angels que tengan capacidad y, sobre todo, la expectativa de invertir en proyectos empresariales con un elevado grado de riesgo.

Los proyectos innovadores son captados por diferentes vías: universidades, escuelas de negocio, viveros de empresas, parques tecnológicos, concursos empresariales, foros de interés, etc. A su vez, los business angels son identificados por diversas vías: agrupaciones patronales, asociaciones empresariales, cámaras de comercio, consultorías y otros círculos económicos.

Más información: "Las Redes de Inversionistas Ángeles en América Latina y el Caribe". FOMIN, 2013.

Familia, amigos y otros fondos propios son aquellas aportaciones adicionales al capital de la empresa que realizan miembros cercanos al emprendedor. En la mayoría de los casos tienen por objeto no perder la inversión realizada en lugar de ganar importantes plusvalías, ya que la decisión de inversión está más basada en el conocimiento del emprendedor que en criterios de rentabilidad del proyecto empresarial.

Las aportaciones de los promotores son aquellos fondos propios proporcionados por el mismo emprendedor. Es la principal vía de financiación en etapas iniciales, no solo en aportes económicos sino también en conocimiento, tiempo y dedicación al proyecto empresarial.