Identificación de tecnología


  • IK4-IDEKO ha desarrollado el "Cuestionario de la situación en inteligencia competitiva", una sencilla aplicación a través de Internet con la que las empresas pueden a evaluar el estado de la inteligencia competitiva en su organización.

    Leer más

Actualmente, la tecnología se ha convertido en un elemento estratégico para todas las organizaciones, ya que su gestión resulta clave para la creación y consolidación de ventajas competitivas en un mercado o sector. Los procesos de adquisión tecnológica son una fuente de ideas esencial para la creatividad y la incorporación paulatina de oportunidades de innovación tecnológica en la organización.

Existen diferentes modelos de gestión tecnológica e innovación, que pueden clasificarse según la fuente de innovación originaria, la procedencia de la necesidad tecnológica, etc. Por ejemplo, estos pueden ser:

  • Closed innovation: la tecnología emergente se desarrolla integramente dentro de la organización sin interferencia de otros agentes externos a ésta.
  • Open innovation: la tecnología se desarrolla en colaboración con otros agentes externos a la organización, abriendo procesos y distribuyendo beneficios del trabajo en red entre todas las partes.
  • Technology-push, en los que la organización tiene la necesidad de llevar al mercado sus innovaciones, fruto de la actividad de investigación y desarrollo tecnológica que desarrolla.
  • Market-pull, en los que es el mercado el que demanda innovaciones tecnológicas y la organziación la que trabaja por dar respuesta a éstas con soluciones innovadoras.

A su vez, el proceso de adquisición de tecnologia puede generarse desde dos vertientes: por un lado, las demandas tecnológicas, a través de las que una organización identifica aquella necesidad tecnológica que podría ayudarle a resolver un problema tecnológico y emite su búsqueda; por otro lado, las ofertas tecnológicas, mediante las que investigadores y generadores de conocimiento ofrecen sus capacidades y resultados de investigación para encontrar organizaciones donde aplicarlos. Para buscar, priorizar, planificar, evaluar y tomar decisiones de implementación de estas ofertas y demandas tecnológicas existen múltiples herramientas de identificación y detección de tecnología.

La gestión de proyectos innovadores es un paso fundamental en la gestión de la innovación de la organización. El principal objetivo es asegurar que el proyecto es entregado de acuerdo con los parámetros definidos: alcance, tiempo y coste. Estas características extensibles a cualquier proyecto, con independencia de su naturaleza, en el caso de los proyectos tecnológicos y de innovación se dan una serie de especificidades que los hacen peculiares y que hay que tener en cuenta en su gestión.

Es recomendable:

  • Desarrollar sistemáticas para la planificación y control de la ejecución de proyectos de innovación.
  • Adquirir una visión global de un proyecto de innovación y sus diferencias y afinidades con otro tipo de proyectos.
  • Obtener información sobre herramientas disponibles para la planificación y control de proyectos de innovación.
  • Coordinar los proyectos de innovación de forma paralela a otros proyectos de la empresa.
  • Disponer de "buenas prácticas" aplicables a la gestión de la innovación en su empresa.

Desde una perspectiva general, las fases de un proyecto de I+D+i abarcan:

  • Identificación y análisis de problemas y oportunidades.
  • Análisis y selección de ideas de I+D+I.
  • Planificación, seguimiento y control de cartera de proyectos.
  • Transferencia de tecnología.
  • Protección de la prioridad.

Son numerosas las herramientas y recursos de gestión de proyectos de I+D+i que encontrará en la red.

La Certificación de actividades de Investigación, Desarrollo tecnológico e innovación es un instrumento de gestión de la calidad que permite a una organización identificar de manera continua oportunidades de mejora para la innovación continúa. En la práctica, un sistema de gestión de la calidad se define como "una estructura operacional de trabajo, bien documentada e integrada a los procedimientos técnicos y gerenciales, para guiar las acciones de la fuerza de trabajo, la maquinaria o equipos, y la información de la organización de manera práctica y coordinada y que asegure la satisfacción del cliente y bajos costos para la calidad" (Fuente)

Existen diferentes organismos e instituciones responsables de diseñar sistemas de acreditación, certificación y normalización de procesos de I+D+i según el país y sector de actividad. En el España, por ejemplo, la Asociación Española de Normalización y Certificación, AENOR, es el organismo responsable de esta labor. Su catálogo de certificación de proyectos de I+D+i permite sistematizar las actividades de investigación, desarrollo e innovación y beneficiarse de importantes benificios fiscales, reducir la incertidumbre y los riesgos y aumentar la eficiencia en la gestión para una empresa o organización. Está compuesto por:

La auditoria tecnológica es un instrumento útil para analizar el patrimonio tecnológico de una organización. Consiste en analizar la tecnología que una organización está usando en una actividad específica y la comparación con el estado de la técnica al nivel geográfico que se defina (regional, nacional o internacional).

En su proceso de elaboración, la auditoria tecnológica debe:

  • Identificar el potencial tecnológico de la organización.
  • Priorizar las necesidades y orientar las inversiones.
  • Aprovechar las fortalezas detectadas y corregir las debilidades.
  • Definir qué condiciones se deben cumplir y qué tecnología se necesita para ser competitivos.
  • Identificar cuándo se debe adquirir tecnología.
  • Aportar información acerca de protección de la propiedad industrial.

Más información: EENBASQUE

El análisis de portafolio tecnológico es un instrumento estratégico que ayuda a seleccionar y priorizar proyectos y/o innovaciones tecnológicas de interés para la organización. Éste debe comenzar por identificar los productos o sistemas tecnológicos básicos, centrales y derivados de la organización, prestando especial enfasís en elementos como: el riesgo, la inversión, las capacidades, los beneficios.

Los análisis de portafolio tecnológico tienen dos dimensiones clave: la posición tecnológica de la organización y la relevancia de la tecnología.

La posición tecnológica de la organización depende de factores estructurales, como son:

  • Patentes.
  • Licencias.
  • Tiempos de desarrollo.
  • Personal para desarrollo.
  • Presupuesto para I + D.

La relevancia de la tecnología está determinada por factores como:

  • Amplitud de aplicación.
  • Velocidad deaceptación.
  • Potencial de desarrollo.
  • Aplicación en otrosmercados, industrias.
  • Aceptabilidad social yambiental.

Más información: "Desempeño organizacional". Mariano Bernández (Pág. 131-132)

En todo proceso de planificación estratégica se evaluan diferentes alternativas de actuación para seleccionar con criterio la más pertinente. La matriz de decisión es una herramienta estratégica para tal fin, que nos permite seleccionar de manera ponderada la alternativa que obtiene un mayor valor entre las opciones comparadas. Generalmente, su resultado se visualiza a través de gráficas y tablas.

Más información: AVANZA UCA

Un roadmaps tecnológicos es una herramienta que permite analizar los cambios y desarrollos de nuevas tecnologías y las demandas de los mercados futuros para poder establecer las estrategias más adecuadas para lograr un objetivo tecnológico previamente definido. Como resultado del proceso, a través de gráficos permite visualizar las diferentes dimensiones de una estrategia, ayudándonos a analizar: donde se está, a dónde se quiere ir, los retos y barreras que hay para llegar allí y las soluciones que hay que tomar para llegar.

Más información: EENBASQUE

El roadmapping, también denominada hoja de ruta, es un instrumento muy útil para definir la estrategia de innovación en una organización. Su resultado ayuda a representar en el tiempo (a corto y largo plazo) la evolución de parámetros relevantes a la hora de diseñar procesos de planificación estratégica, como son: el mercado, el modelo de negocio, los productos, los servicios, la tecnología y los recursos disponibles.

Las técnicas de roadmapping ayudan a construir una visión común de la estrategia de innovación compartida por las diferentes personas que, desde distintas perspectivas, comparten un interés específico en la misma y participan activamente en el proceso de reflexión.

Más información: "Roadmapping: Una herramienta para definir estrategias de I+D+i de éxito". INNOBASQUE, 2011.

La gestión estratégica de la información científico-tecnológica resulta cada vez más importante para innovar y sobrevivir en un entorno complejo y cambiante como el actual. Así, la vigilancia tecnológica es una herramienta esencial para detectar oportunidades de innovación tecnológica y nuevas ideas que faciliten una mejora de procesos, productos y servicios en la organización.

En 2006 se publica la Norma UNE 1666006:2006 EX, que define el proceso de vigilancia tecnológica como una forma “organizada, selectiva y permanente de captar información del exterior sobre tecnología, analizarla y convertirla en conocimiento para la toma de decisiones con menor riesgo y poder anticiparse a los cambios”. Un hito que convierte a ésta en una guía para sistematizar prácticas, crear unidades de vigilancia tecnológica en organizaciones y permitir su certificación.

Las patentes son una de las principales fuentes de información en la práctica de la Vigilancia Tecnológica. El 70% de la literatura sobre tecnología se hace solo a través de patentes. Éstas proporcionan a la organización una información relevante, detallada y anticipatoria sobre la aparición de nuevos productos o tecnologías en el mercado. Además, son documentos normalizados a nivel internacional.

Más información: Vigilancia Tecnológica

Los análisis de mercado, también denominados estudios de mercado o investigación de mercado, son un instrumento estratégico para conseguir información relevante que ayude a estimar el desarrollo potencial de una tecnología en su mercado. Así, han de aportar información actualizada y comparativa sobre aspectos como: descripción detallada del producto y sus peculiaridades, investigación del entorno y mercado potencial, legislación vigente, competencia y productos sustitutivos, necesidades de los consumidores, análisis de la demanda y de la oferta, estimación del precio o valor en el mercado, margen comercial, posibles canales de comercialización y distribución así como identificación de posibles socios y alianzas estratégicas de interés.

Existen múltiples metodologías para elaborar un análisis de mercado, todas comparten una serie de pasos básicos como son:

  1. Identificación del problema.
  2. Establecer los objetivos.
  3. Buscar fuentes de información.
  4. Diseñar la forma de recolectar los datos.
  5. Determinar cuál es el grupo que interesa estudiar.
  6. Selección y preparación de instrumentos.
  7. Análisis de datos.
  8. Presentación de resultados y conclusiones.