El design thinking es una herramienta ágil para la gestión de la innovación, al permitir aplicar el pensamiento de diseño a la formulación de ideas innovadoras como estrategia para resolver problemas complejos.

Al igual que otras metodologías ágiles como los modelos canvas en la creación de empresas tecnológicas, el design thinking o pensamiento de diseño se ha posicionado como la metodología de innovación más popular hasta el momento.

Existen diferentes escuelas de pensamiento y adaptaciones del modelo de gestión. En general, se aplica a través de cinco grandes etapas de gestión: empatía, definición, ideación, prototipado y testeo, desarrolladas simúltaneamente para enriquecerse unas a otras y afinando hasta la concreción del modelo.

Cada etapa está, además, relacionada con una amplia variedad de técnicas de análisis, creatividad y diseño, desde el mapa de actores hasta los estudios de tendencias. Y su desarrollo se complementa con otras técnicas de innovación como las que proponen los kits de herramientas más populares.

Además, en #MoocVT encontrará módulos y ejercicios con los que aprender a planificar un proceso ágil de innovación con ayuda de la vigilancia tecnológica e inteligencia estratégica.

Más información: Design Thinking