Publicada la nueva Norma UNE 166006:2018 sobre sistemas de vigilancia e inteligencia

  • Vigilancia tecnológica
20 | Septiembre | 2018
España

Recientemente se ha publicado la nueva versión de la Norma UNE 166006:2018 “Gestión de la I+D+i sobre Sistemas de vigilancia e inteligencia". Una norma ideada para ayudar a la implantación de sistemas de vigilancia e inteligencia en todo tipo de organizaciones, como parte de la gestión de la I+D+i, estandarizando una terminología y procesos comunes para orientar la acción.

Esta nueva versión de la Norma UNE 166006:2018 representa una herramienta estratégica para mejorar la toma de decisiones de las organizaciones en el actual contexto tecnológico. Ayuda a implementar procesos sistemáticos de captura, análisis, difusión y aprovechamiento estratégico de información estratégica para la anticipación de cambios, la reducción de riesgos e incertidumbres o la detección de oportunidades de innovación, entre otras ventajas.

Para conocer sus novedades, hablamos con Gerardo Malvido, Responsable de Certificación de I+D+i de AENOR y experto que ha participado en la elaboración de esta nueva norma. 

P: ¿Por qué llega ahora esta nueva versión de la Norma UNE 166006:2018 dedicada a sistematizar la vigilancia e inteligencia en las organizaciones?

R: Esta norma adelanta la evolución lógica que experimentarán las actividades de vigilancia e inteligencia en los próximos años. Recordemos que la primera edición de esta norma fue en 2006 y se centraba exclusivamente en la vigilancia tecnológica, la segunda edición llegó en 2011 para incluir la inteligencia competitiva y ésta es la tercera versión.

P: ¿Cuáles son sus principales novedades?

R: Esta tercera versión apuesta por unificar el concepto de vigilancia e inteligencia, centrando la atención en un proceso conjunto que facilite la toma de decisiones, fundamentadas en información relevante, fiable y alto valor agregado.

Además, esta nueva edición introduce tres importantes novedades:

  1. Aporta pautas para la realización de la Inteligencia en Red, esto es aborda la posibilidad de que estas actividades se realicen de manera colaborativa.
  2. Incorpora recomendaciones para la Vigilancia y la Inteligencia basada en el uso intensivo de datos (Big Data en el mundo anglosajón).
  3. Incluye directrices y ejemplos para la visualización de los resultados de vigilancia e inteligencia, un elemento de extremada utilidad para el análisis de la información y la toma de decisiones.

P: ¿Cómo se ha elaborado este nuevo documento de normalización?

R: La norma se ha elaborado en el seno del Comité Técnico de Normalización 166 de la Asociación Española de Normalización, UNE. Un comité que representa equilibradamente las partes interesadas y que ha contado con excelentes profesionales y expertos de la Vigilancia y la Inteligencia.

Además, antes de su publicación, el texto pasó por su proceso de consulta pública, donde los ciudadanos interesados pudieron aportar sus comentarios.

P: ¿Para quién está pensada esta Norma UNE 166006:2018?

R: Cada vez más, la vigilancia y la inteligencia se están convirtiendo en herramientas fundamentales para la toma de decisiones informadas en cualquier área y función de cualquier organización. Están presentes en una multitud de unidades, desde dirección, marketing, comercial, compras y, por supuesto, tecnología e I+D+i.

P: ¿Qué ganan las organizaciones que apuestan por certificar sus procesos de I+D+i?

R: La asimetría de la información influye decisivamente en la toma de decisiones económicas y, en especial, en aquellas en las que existe un grado de incertidumbre relevante, como es el caso de la Investigación, el Desarrollo o la Innovación.

Por ello, en este caso, la certificación ayuda a generar confianza en quien consume los productos de la vigilancia y la inteligencia para la toma de decisiones. Un cliente que para nosotros puede ser interno o externo a la organización certificada.

P: ¿Podría ponernos algún ejemplo?:

R: Por supuesto, por ejemplo, si pensamos en casos en los que la certificación aporta confianza a clientes externos, podemos destacar una agencia responsable de las alertas de seguridad alimentaria, un Gobierno que desarrolla programas educativos basados en futuras necesidades tecnológicas o una universidad que plantea sus proyectos colaborativos con empresas en base a informes de vigilancia e inteligencia especializados.

Respecto a casos de cliente interno, son numerosos y afortunadamente crecientes e incluyen grandes corporaciones, centros de investigación, centros tecnológicos, etc.

P: Para terminar, ¿cuáles son los principales retos de futuro que destacaría?

R: A mi juicio, hay tres grandes retos que deberíamos superar:

El primer reto es la sensibilización y la formación, pues hoy en día debemos ser capaces de entender la importancia de la calidad de la información para la toma de decisiones en cualquier área de actividad humana, en especial aquellas asociadas a actividades económicas.

El segundo reto es estructurar los procesos de vigilancia e inteligencia y profesionalizar la figura del analista de información, introduciendo programas formativos adecuados.

El tercer reto consiste en dotarnos de una visión holística de la Vigilancia y la Inteligencia que permita compartir esfuerzos y buenas prácticas de analistas-expertos provenientes de diferentes áreas de conocimiento.

Sobre Norma UNE 166006:2018 ‘Gestión de la I+D+i: Sistema de vigilancia e inteligencia:

Esta nueva versión de la Norma UNE 166006:2018 "Gestión de la I+D+i: Sistema de vigilancia e inteligencia" tiene por objeto facilitar la formalización y estructuración del proceso de recogida y análisis de información sobre el entorno de la organización, para apoyar la toma de decisiones a todos los niveles. Para ello, propone la implantación de un sistema de gestión permanente de la vigilancia y la inteligencia, especialmente enfocado a las actividades de I+D+i de la organización. Esta norma es aplicable a todas las organizaciones que establezcan un sistema de gestión de vigilancia e inteligencia, independientemente de su tamaño, actividad o ámbito geográfico. También puede utilizarse como especificación de compra para la contratación de servicios a terceros.

El Observatorio Virtual de Transferencia de Tecnología (OVTT) ha formado parte del Grupo de Trabajo CTN 166/GT 6 de Vigilancia e Inteligencia encargado de esta revisión de la norma.

Más información: AENOR